Que dificil la escuela primaria .

Siempre que recuerdo mi época escolar, sobre todo la primaria me viene a la memoria donde habia varios grupos.

Las lindas, que jugaban a ser las chicas de Jugate Conmigo a ver quien bailaba mejor o imitar a las actrices de Clave de Sol para poder chaparse a Lucho ( Pablo Rago antes de ser putazo).
Las gordas que jugaban a la soga. Para llamar la atención obvio, por eso saltaban.
Las feas que buscaban carroña y armaban lío en todo el colegio, éstas, se hacían amigas de las gordas, para sumar súbditas, pero la gorda, a gran diferencia de la fea, puede llegar a ser líder,agarrate con una Gorda líder porque te hace bolsa.







Los varones, re mansos, se la pasaban jugando a la pelota o rompiendo vidrios o corriendo en las rampas... estaban los que jugaban a la pelota y mandaban al más gordo al arco.
Por otro lado estaban los "nenes bien", que haciendo honor al apodo "fanfa" , traían a la escuela el mejor juego, el mejor muñeco de Batman que había salido, o el robot más caro que la abuela con la jubilacion le había comprado.





Desde chicos, siempre queriendo estabamos queriendo competir como un juego de niveles .
Pero la diferencia siempre estaba en que lo hacíamos por diversión, y teníamos inocencia.
Cuando sos chico te animas a todo.
Te crees super héroe. Tenés alas, podes volar, trepas el árbol más salto. Te convertís en mono y si lo contás, nadie te va a decir que eso que decís no es cierto.



Yo recuerdo una anécdota muy fuerte, de una rubia que me tenía de hija en el colegio.
Una rubia hermosa, divina, un pelo lacio de Barbie digna esposa de Ken, con lentes...pero era tan linda, que nadie le decía 4 ojos.
Era muy camorrera la Blonda, me tenia de hija al grito de " Callate gorda...".
Si eras gordo de chico, era OBVIO que el nombre lo perdías desde 1° grado hasta que adelgazabas de grande, te la cruzabas en la calle ya delgada, y ahí, seguro se acordaba de tu nombre de la bronca....
Ese día en el crecreo al cuarto "gorda",la senté de traste en un cantero...
Hermosa escena.

La cosa es , que el recreo era como ir a la guerra.
Había chicos que salían al a esos " 15 minutos de aire" y no sabían si volvían a la casa, con el tacho de basura de de bonete.
Los guardapolvos no eran blancos, eran grises. Y en esa época Ariel Liquido no existía, ni Trenet, ni chau mancha.
Era una guerra de poderes.
Poderes divertidos.
Yo siempre tuve una idea en mente, es la siguiente : Cuando de chico te tienen de hijo, con las gastadas, con las piñas en el medio de la cara, con ese rubio que te robó el primer beso de la chica que te gustaba.
Con esa remera que te copió la del curso del turno tarde y la viste en un baile.
De grande hay dos opciones : O sos groso vengativo, o te acordas y te reis y no lo volvés a repetir.
Porque habiendo tantas cosas de que reírse, tantas cosas para disfrutar , a veces hace falta hacer un PARATE y recordar de donde venimos. Y no tanto hacia donde fuimos.

De grande creces y te haces fuerte. De chico no sos consiente y disfrutas más las picardías de ser inocente.

Todos los días de mi vida me digo a mi misma, no quiero crecer, quizás por eso quedé enana de altura. Porque es tan lindo ser infantil. Pero ser infantil responsable.
Porque nunca se sabe cuando o en que lugar te podés encontrar a la rubia que tiraste del cantero.
O al gordo que le pegaste una piña en el recreo por decirte maricón con aquella remera fuccia.
Ojalá que nunca te pase que entres a una reunión y que el jefe de directorio sea la Barbie digna esposa de Ken.
Y que el gordo sea tu nuevo patrón.




Porque de grande, si pegás una piña en un trabajo te rajan.
Y si a la rubia la sentás de "toor" quedás como una resentida envidiosa.

Un abrazo fuerte. Y ojalá no crezcan nunca sin el corazón valiente para dar una buena piña en el momento indicado.

Nunca es tarde para ubicar en lugar a un descerebrado.

Me voy, que ahi está sonando Aurora en el patio del colegio y no quiero llegar tarde.

(Post realizado luego de una charla con @Psygonza, Gracias bestia ! )

Read More

Julieta sin Romeo

No había luz, la cuadra del barrio estaba en su total oscuridad, se veía a lo lejos una luz chiquita que parecía acercarse y titilaba, no quise saber que era porque sin lentes mucho no iba a poder distinguir a tanta distancia...detrás mio, una pareja, que no parecía tener la calma de la noche y discutían.

-"Que te dije que no me llames mas!- " No podía evitar escuchar esa conversión, los tenia al lado, pegados a mi, era inevitable... asi que como no tenia luz, ni Internet, ni teléfono, ni batería en el celular para jugar a ningún juego de esos que vienen preinstalados me quedé ahí haciendo de lechuza.

La discusión se tornaba cada vez mas fría... con palabras mas hirientes. Pero me llamo mucho la atención que en este caso no era ella la que lloraba y le decía que se quedara.
En realidad acá había pasado algo groso. O por lo menos eso demostraba el tono de la voz de la joven que por cierto se llamaba Julieta ( nombre romántico, como pocos).
Julieta una flaca simple, con unos pantalones de jean sueltos a la cadera, una musculosa blanca y el peinado ese tipo hecho con un lápiz en el pelo que indicaba que estudiaba o estaba haciendo fiaca en la casa lo mas tranquila hasta que llegó Él.En el peor momento de la noche, cuando la luz se había ido, había elegido el peor momento( ÉL se llama Fernando)el peor de los momentos para ir y decirle cualquier cosa. No había luz y hacia un calor de esos que la ropa te queda pesada....

Estuvieron ahí discutiendo un largo rato hasta que Fernando se largó a llorar como un chico, como un nene que le quitan ese auto de colección que tiene ahí sin abrir, en el envoltorio mas bien cuidado. Y ella solamente le decía - " Dejame en paz, respetame, no quiero verte mas, me hace mal verte, me hace mal escucharte, que me llenes de promesas que proyectás conmigo y después las cumplís con ella "....

Y ahí no pude evitar dar dos pasos atrás, me sentía que estaba escuchando demasiado, que estaba irrumpiendo su privacidad... y que alguien mas aparte de mis oídos estaba metido en todo este tema.
Preferí quedarme sentada mirando a un costado sin hacer nada...

"Fernando ya lo hablamos, te dije que no quería problemas, te lo dije a penas te conocí, me dijiste que estabas solo, después cuando me blanqueaste la situación lo acepté, porque me venia al pelo, porque no quería enamorarme en este momento de mi vida y vos fuiste justo lo que yo necesité para no enamorarme, un tipo que tiene otra vida cuya prioridad no soy yo"

Fernando cada vez estaba mas descolocado. Lo único que hacia era mirarla,no entendía como podía ser que ella su cómplice de miles de emociones le dijera tal cruel verdad....
"Pero Juli, mi amor, me enamoré de vos, no lo busqué, pasó, me encantas, me volves loco, sos lo que siempre quise tener al lado mio por eso dejé a Natalia , creeme dame una oportunidad para demostrarte que todas esas cosas que planeamos se pueden dar..."

Y Julieta lo miraba y le volvía a decir
" Fernando yo te respeté a vos, te pido que me respetes a mi, no tengo lugar para nadie más en mi vida en este momento, lo hubieras pensado antes, ahora ya es tarde...te espere mucho tiempo y cuando vi que no había más solución preferí dejar de sentirte y de a poco me fui liberando de vos...y no porque no me encataras, sino que ese encanto empezó a lastimarme más de lo que te quería..."

Y ahí hubo un silencio.
Un silencio largo... como de unos 15 minutos en un programa de radio sin cortina musical de fondo. Sin perros que ladraran en la calle... vino la luz... y le pude ver la cara a Julieta... estaba entera. No lloraba, no estaba enojada. Era peor aun, estaba con las puertas cerradas. Cerradas para Fernando y todas sus cantidades de promesas fallidas .

."Julieta vos tenes otro tipo! no puede ser! decime quien es que le rompo la cabeza!"


."Fernando, no hay otra persona. Estoy yo, y el problema es que yo te elegí en el momento equivocado de tu vida. No es tu culpa, es mi responsabilidad.Perdoname".

Fernando la miró, se prendió un cigarrillo y ella se le arrimó a un costado. El tipo estaba descolocado.
Yo seguía ahí sentada, no sabia si irme corriendo, si quedarme y darle un vaso de agua o solamente escuchar pero Julieta tenía razón...
Ella se había metido en un lugar donde no tenia espacio. Donde la remaba a como el salmón contra la corriente pensando que así iba a poder no sentirse tan estafada con su propia decisión.
Pero se dio cuenta que Fernando no era , que ella no era Julieta al lado de él. Que ella era la July que Fer había querido....
Ningún ser iban a poder llenarla si ella estaba vacía, que la felicidad que a Julieta le sacaba miles de sonrisas no estaban en ningún cuerpo ajeno, sino en ella misma...
No fue fácil seguramente debe haber llorado noches y noches pensando y removiendo imágenes en su cabeza... yo no hubiese podido... yo no se cómo aguantó tanto.

Julieta se soltó el pelo, lo miró y le dijo," -Sos el hombre de mi vida, pero en el momento de mi vida equivocado. Es mejor así. Me voy, tengo que estudiar.-"

"Para ! Para! explicame una cosa! Y yo? ¿Qué hago con todo esto que generaste en mi ? ! "..
le dijo Fernando...

" Lo mismo que hice yo, esperar a que se me pase...".-

Read More